¿Por qué llevamos flores a los muertos?

¿Por qué llevamos flores a los muertos?


Las coronas funerarias en Madrid Centro y en las más distintas localidades acompañan y despiden nuestros seres queridos desde hace muchos años. De hecho, una descubierta de enterramientos en Israel ha demostrado que las flores eran utilizadas en las tumbas de hace 13.000 años. Además de utilizar las flores en el último adiós a un ente querido, las flores también siguen acompañando el rito encargado de invocar su presencia y declarar el recuerdo en días señalados como cumpleaños, aniversarios o en el tradicional Día de Todos los Santos - 1 de noviembre.

Aunque la bonita ofrenda de las flores a los muertos actualmente esté relacionada con los aspectos sentimentales, en la antigüedad ha sido utilizada como una forma de ahuyentar malos espíritus que acompañaban los muertos. Igualmente, las técnicas rudimentarias de conservación de los cadáveres daban lugar a malos olores ya que, generalmente, se encontraban varios días expuestos a la intemperie. Cubrirlos con flores era, entonces, una manera de disimular el hedor, principalmente en las épocas más calurosas del año.

Actualmente, además de demostrar el cariño hacía los entes queridos en los cementerios, las flores también son utilizadas para señalar la ubicación del lugar de la muerte - por ejemplo - en las carreteras. Los tipos de flores más utilizados para la confección de centros y coronas funerarias en Madrid Centro son los crisantemos, los claveles, las azucenas y los lirios aunque también se pueden encargan arreglos con otros tipos de flores.

En Floristería Pétalos preparamos arreglos, coronas y cruces para que puedas dar el último adiós a los seres queridos o rememorarlos, en fechas especiales. Consúltanos y te asesoraremos de manera personalizada.